¿Miedo al listening de Trinity? Tips para aprobar y no morir en el intento

¿Estás pensando en sacarte alguno de los exámenes oficiales de inglés? ¿Te has decidido por Trinity? ¿Sí? Pues entonces os podemos decir que este artículo os interesa. Y mucho.

¿Por qué debo elegir Trinity?

Uno de los principales motivos que la mayoría de alumnos tienen a la hora de elegir los exámenes de Trinity a otras instituciones examinadoras es que (se supone) son más asequibles (en cuanto a nivel de dificultad se refiere). ¡Vamos, que tienen la fama de ser más fáciles! Lo de siempre, que unos tienen la fama y otros… ya sabéis como sigue. Lo cierto es que el ser más asequible o no siempre depende de la persona y sus preferencias en cuanto al tipo de ejercicios que incluyen los diferentes tipos de exámenes ya que, básicamente, se trata de un sistema y un acercamiento diferente a la forma de examinar, con ejercicios diferentes y formas de evaluar las 4 competencias (listening, speaking, reading and writing) esencialmente distintas.

“Ya me he decantado por Trinity. ¿Ahora qué?” 

La verdad es que, aunque si es cierto que partes como el reading pueden resultar más sencillas para muchos, hay una parte que la mayoría de los alumnos temen solo con oír la palabra: LISTENING”. Y es que, como antes hemos apuntado, el tipo de ejercicios que incluye esta parte del examen no se parecen en nada al tipo de ejercicio al que hemos estado acostumbrados en inglés durante mucho tiempo.

Pero, realmente, ¿en qué consiste este tipo de listening, y por qué es diferente de otros métodos?

La principal diferencia existente entre la parte de listening en Trinity y otros métodos es que forma parte del examen oral. Sí, habéis leído bien. El listening en Trinity se realiza de forma oral y es tratado como una parte más (o partes, porque, por ejemplo, para el B1- o ISE I- hay dos partes de listening) el día del examen oral. Ésta es la principal diferencia con otros métodos ya que, tradicionalmente, colegios, institutos y otras instituciones examinadoras, como el el caso del “todopoderoso” Cambridge utilizan ejercicios que se realizan por escrito (multiple choice, true/false, gap-filling exercises, etc…) para evaluar esta parte.

 

Y es aquí donde empieza el drama. Y es que no pocas veces escuchamos en clase en tono de inmensa sorpresa (y, por supuesto, con un deje de terror en la voz): “¿Que voy a tener que hacer el listening de forma oral?”, o la típica frase tras un par de meses de curso: “¡El listening no lo apruebo ni de coña!”.

 

La problemática radica esencialmente en eso, en que tradicionalmente no estamos acostumbramos y, por descontado, no concebimos que un examen de listening se haga oralmente. Sin embargo, hay que pensar que la idea no es tan descabellada ya que, si somos razonables, en una conversación real en cualquier idioma escuchamos y (especialmente) contestamos oralmente, no a través de cuestionarios con preguntas de verdadero/falso o de elección múltiple.

 

Por eso, en este artículo, os queremos dar unos cuantos consejos, o tips (we are English teachers after all), que podéis usar para quitaros el miedo a la parte de listening de Trinity y, por supuesto, para ayudaros a no desanimaros y aprobar sin morir en el intento.

 

TIPS PARA EL LISTENING DE TRINITY

No hay prisas. Ten la actitud correcta. 

Como hemos dicho, Roma no se hizo en un día, y tu comprensión oral tampoco va a estar al nivel exigido en dos semanas. Como todo, depende del nivel del que parta cada uno, pero lo crucial es ser paciente, constante y ponerte metas a corto plazo. Una buena manera de empezar es el siguiente punto…

 

Ve películas y series en inglés como si no hubiera mañana.

En realidad, esto no es exclusivo para el examen de Trinity ni para la parte de listening solamente. El ver pelis y series en inglés (con subtítulos en inglés, como era obvio) os permitirá adquirir soltura, entender (y hablar) mejor, e ir adquiriendo “oído” (que es lo que hace falta en el listening) poco a poco.

 

Eso sí, otra vez, mucha paciencia. Mucha gente se agobi

a al principio. Que si no entiendo lo que dicen; que si presto atención a los subtítulos no me entero de lo que hablan; que si me canso y me estreso… Lo importante es ir acostumbrándose a ver las cosas en otro idioma e ir “haciendo el oído”. Además, ahora que tenemos Netflix (aka “DIOS”) …poca excusa tenéis. 😉

 

¿Qué hago al tomar notas durante el examen?

Como sabéis, durante la parte (o partes) que componen el listening hay momentos en los que podéis tomar notas. Esto es muy importante ya que os permitirá contestar a las preguntas o responder a las cuestiones que los examinadores proponen. Sin embargo, debéis tener cuidado al tomar las notas:

 

  • Evitad escribir frases completas ya que, mientras escribís, os estaréis perdiendo información de la grabación.

 

  • Es importante que os limitéis a escribir datos específicos, palabras clave que os recuerden una idea, cifras (muy importante para ISE I, en particular), etc… sin preocuparos de si lo estáis escribiendo bien, con buena letra o cosas por el estilo, ya que los examinadores no van a tener en cuenta vuestras notas, solo lo que les contestéis de manera oral.

 

  • Sed listos. Especialmente en niveles inferiores como ISE I, dependiendo de del tema que os toque os podréis adelantar o “pronosticar” ciertos datos que podrían aparecer. Por ejemplo, si os toca un listening sobre las ovejas (sheep) y una de las preguntas que nos hacen es: “What do sheep eat?”, aunque no lo hayamos escuchado durante la grabación, no vamos a contestar “carne”, ya que sabéis (o deberíais) que las ovejas son herbívoros. Por supuesto esto no es cien por cien seguro, pero en ese momento, ¿qué hay que perder?

Aprende mucho vocabulario de los temas que son para la parte oral. 

Esto es de primero de academia de inglés: si tenemos unos temas fijados para un examen, lo más sabio será aprendernos cuanto más vocabulario de esos temas como sea posible. En ISE II, por ejemplo, ya que sabemos que uno de los temas es National Environmental Concerns, no estaría más aprenderse, por ejemplo, los diferentes tipos de renewable energies. Así que haced buenas listas de vocabulario y ¡a estudiar se ha dicho!

 

Lo más importante (y difícil): Controlad los nervios. 

Y es que por muy fácil que parezca decirlo es muy importante que entréis al examen oral con tanta tranquilidad como os sea posible. Es importante, en especial en el listening, no entrar en un bucle del tipo: “no voy a entender nada, no voy a entender nada” ó “voy a suspender, voy a suspender”, porque estaréis comprando más papeletas para que ocurra precisamente eso.

———————————-

Aquí tenéis los cinco consejos que desde nuestra academia os damos a la hora de enfrentaros al temido listening de Trinity. En futuros posts os daremos títulos de películas y series que podéis ver para los diferentes niveles a los que os podéis presentar. Y recordad: en los idiomas, como en la vida, dejar las cosas para el último momento nunca fue bueno. ¡QUE TENGÁIS BUENA SEMANA!

 

 

Armando Carrillo Fernández-Bermejo

 

 

¿Quieres compartirlo?

Publica una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies