¿Es totalmente fiable el famoso traductor de Google?

Seguramente más de una vez te ha surgido la ocasión de necesitar saber la traducción de una palabra mientras llevas a cabo ejercicios de algún idioma. Lo más común, ante estos casos, es buscar nuestra respuesta directamente en el archiconocido Google Translate. Es muy común el uso de esta herramienta online y es que es tan fácil, sencilla y rápida… pero, ¿es fiable? ¿Hasta qué punto?

Para aquellos que hemos estudiado idiomas (ya sea en una carrera, en una FP, para conseguir un título de nivel lingüístico o simplemente en la ESO), nos ha resultado muy cómodo encontrar una traducción de esta manera, tan a mano y tan directa (¡la traducción aparece de forma instantánea!). Sin embargo, siempre existe un punto en nuestro proceso de aprendizaje en el que nos percatamos de que no es oro todo lo que reluce y que esta herramienta no es tan precisa como creíamos.

¿Cuándo ocurre esto? Cuando comienzas a comprender de verdad un idioma. Cuando traduces un párrafo entero y te das cuenta de que la mayoría de las expresiones aparecen sin ningún tipo de sentido, como fuera de contexto. Entonces sabes que tienes que “hilarlas” por tu cuenta para lograr comprender dicho texto. ¿No es esto una pérdida de tiempo? Muchos profes nos percatamos de que una redacción, por ejemplo, ha sido hecha por medio de este traductor y es que las palabras no parecen tener mucha relación o cohesión entre sí, pues encontramos ejemplos de frases básicas, más avanzadas, verbos en infinitivo sin conjugar y hasta traducciones literales del español.

Y sí. Hay errores de traducción (¡a montones!), y tales que incluso una persona que se encuentre en el nivel más bajo de inglés, por ejemplo, puede notar y distinguir. A continuación, te mostramos unos ejemplos muy claros:

  • Si intentas traducir la palabra “AROMA” al inglés, te encontrarás “TO ROME” [A Roma (ya sabes, hacia la ciudad, ni olor ni fragancia ni nada que se le parezca)]

 

  • Si, en una carta o email, quieres desear a alguien que pase un feliz puente, te aparecerá “HAPPY BRIDGE” y no “HAPPY LONG WEEKEND”. Esto es uno de tantos ejemplos de traducciones literales, y es que Google Translate no funciona muy bien en cuanto a la traducción de expresiones.

 

  • Aquí llega uno que tantos quebraderos de cabeza nos trae. Los profes siempre explicamos que “ACTUALLY” es un false friend (palabras que parecen una cosa y que significan otra muy diferente). La mayoría de los alumnos confunden esta palabra con su false friend (ACTUALMENTE), cuando significa “EN REALIDAD”, “REALMENTE”, “DE HECHO…” ¿adivinas qué aparece en Google Translate cuando buscamos la traducción de “ACTUALLY” al español? ¡Exacto, “ACTUALMENTE”! Error garrafal donde los haya… Be careful with that!

En BK Learning nos gusta concienciar a los demás de que no es recomendable el uso abusivo de esta herramienta tan aparentemente sencilla y clara. Sí es verdad que se puede utilizar para resolver una duda puntual, eso es cierto. Sin embargo, pierde eficacia cuando intentamos traducir textos más profesionales o, simplemente, más extensos. No debemos abusar de esta herramienta, pues se ha demostrado y es por todos sabido que NO existe un apoyo lingüístico profesional tras ella, por lo tanto, NO es del todo fiable.

Como alternativa más completa, aconsejamos herramientas como Word Reference, la cual no traduce textos, pero es cien por cien recomendable e incluso usada por filólogos y lingüistas.

¿Quieres compartirlo?

Publica una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies