La Navidad en los países anglosajones

Dado que nos encontramos ya inmersos en la celebración de estas fechas tan señaladas del año, queríamos aprovechar esta oportunidad para hablaros en este artículo de las diferentes costumbres y tradiciones navideñas que existen en los países de habla inglesa para así conocer mejor la cultura de estos países.

La Navidad es una festividad de origen cristiano, y, de hecho,  la forma en la que se celebra en países como Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda tiene mucho en común con las tradiciones en otros países europeos, como puede ser España. Así, es común cantar Christmas carols (es decir, villancicos) tanto en familia, como en coros que actúan en calles e iglesias, y que recaudan dinero en forma de donativo para causas benéficas. Los más populares ya los conocéis, como Jingle Bells, Silent Night, o Joy to the world. También es típico decorar la casa con belenes (llamados nativity scenes), que también pueden ser belenes vivientes (nativity plays). Las personas más creyentes también celebran la Navidad asistiendo a misa la medianoche del día 24 de diciembre (Midnight Mass) y también el día de Navidad.

No obstante, estas costumbres cristianas se han complementado con otras tradiciones  propias, que, desde los países anglosajones, se han popularizado en otras partes del mundo, sobre todo en lo que a decoración se refiere. En este sentido, las casas de países anglosajones se llenan de luces, velas, campanas, estrellas, muñecos de nieve en los jardines (artificiales o naturales), pero, sobre todo, es importante incluir el árbol de Navidad. La tradición de decorar un árbol, generalmente un pino o abeto, se remonta al siglo XIX y proviene de Letonia. Más tarde, se popularizó en los países anglosajones, y de ahí, a la gran mayoría de países del mundo. Aunque varía de una familia a otra, la decoración del árbol de Navidad tiene unas características comunes, y en todos podemos encontrar bolas, espumillón, figuritas decorativas, y en lo alto del árbol, un ángel o una estrella. Las familias montan el árbol a lo largo del mes de diciembre, y es costumbre dejarlo puesto hasta el 5 o 6 de enero, el día conocido como Twelfth Night (o Duodécima Noche de Navidad) 

La Navidad en países anglosajones es tiempo de celebración en familia, y es costumbre organizar para estas reuniones familiares una cena abundante el día de Nochebuena (Christmas’ Eve) y una comida consistente el día de Navidad (Christmas Day). Los platos más tradicionales que se cocinan son pavo, acompañado de patatas asadas, verduras y salsa de arándanos, o bien cordero o una pierna de jamón ahumado. Los postres más típicos incluyen chocolate en sus diferentes formas, pudding y, especialmente en Reino Unido e Irlanda, mince pies (una especie de empanadilla de fruta picada y pasas).

Estas reuniones familiares también se aprovechan para llevar a cabo una de las partes más importantes de la Navidad: el intercambio de regalos. La tradición en países anglosajones es pedir regalos a Santa Claus (también conocido como San Nicolás en algunas comunidades), que los reparte la noche del 24 al 25 de diciembre para que los niños y mayores los puedan abrir bajo el árbol el día de Navidad. La imagen que a día de hoy tenemos de él (un abuelito gordinflón con barba que viste de rojo y va en trineo con sus renos atravesando el cielo) se remonta al siglo XVI, y desde entonces se ha consolidado. Aunque países como España cuentan con tradiciones similares propias, la figura de Santa Claus se ha hecho más común en los últimos años y la costumbre se ha asentado entre muchas familias del mundo. Como particularidad, el día 26 de diciembre es también un día de intercambio de regalos en Reino Unido (conocido como Boxing Day). El origen de esta fiesta es interesante, pues se remonta a la costumbre por parte de las clases medias y altas de llenar cajas de obsequios, de ahí el nombre, para regalarla a los más desfavorecidos que no pudieron recibir regalos el día.

Como podéis ver, la celebración de la Navidad en países anglosajones es a la vez distinta y muy similar a la forma en que nosotros lo celebramos. A pesar de la comercialización de la fiesta y las críticas por el consumismo de estos días, se trata de una época para las reuniones familiares, el descanso y la alegría. Merry Christmas!

 

Francisco Cano García

¿Quieres compartirlo?

Publica una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies